Esta pregunta mucha veces viene acompañada de un NO… pero en este artículo te voy a contar que si se puede exfoliar tu piel durante tu tratamiento, te mostramos que tipo de exfoliación se puede en pacientes oncológicos y cuáles no se pueden durante el tratamiento y después.

Uno de los efectos más comunes de los tratamientos oncológicos es el cambio de la piel, puede ser que notes más sequedad, que se irrita con más facilidad, cambio de color, aparición rugosidades, manchas y en ocasiones acné.

Todo esto es normal y cuando acabes tu tratamiento poco a poco volverá a su estado habitual!!

Lo que es muy importante para esa recuperación y para tu bienestar es que durante todo el proceso cuides mucho tu piel, porque así será más fácil y rápida.

Además recuerda que buscar momentos para cuidarte te van ayudar a generar endorfinas, a encontrarte más relajada y conectada con tu cuerpo a través del tacto. El vernos más cuidadas, más guapas nos hacen sentirnos mejor y es una herramienta muy importante para contribuir con tu autoestima.

La higiene diaria de tu rostro, cuello y escote mañana y noche es fundamental para que penetren mejor tus cremas y tratamientos. Y una vez a la semana o cada 15 días puede ayudarte mucho una exfoliación, te contamos todos sus beneficios:

Los beneficios principales de la exfoliación en pacientes oncológicos

  • Iguala el tono y mejora la textura, gracias a que favorece la renovación celular y la circulación sanguínea. En ocasiones la tez se mancha o oscurece, quedando un poco más cetrina. Este tipo de tratamiento te puede ayudar a tener la pie más luminosa, menos oscura y menos mate.
  • Contribuye a la densidad, elasticidad y firmeza de la piel al estimular la síntesis del colágeno, elastina y ácido hialurónico.
  • Reduce la aparición de acné
  • Prepara la piel para la absorción de otros productos, ayudando a que se hidrate mejor.
  • Combate lo signos de hinchazón, fatiga y enrojecimiento del rostro.
  • Contribuye a eliminar las toxinas, permitiendo que la piel pueda seguir protegiendo.
  • La piel se siente más suave y luminosa, con un tono más uniforme.

Tipos de Exfoliantes más comunes 

Dependiendo en la fase que se encuentres podrás usar un tipo de peeling, brevemente te voy hablar de los tres tipos de exfoliantes más comunes y cuando utilizarlos:

  1. · Exfoliación mecánica, los llamados “scrubs”, son aquellos que hacen efecto mediante fricción o masaje y están compuestos por gránulos sintéticos(como carbonato de calcio, roca volcánica) ó naturales ( sal mariza, ázucar de caña, bambú, café..)
  2. · Exfoliación químicos, son más profundos y actúan eliminando la capa más externa de la epidermis, su función se consigue por el propio principio activo, como ácido glicólico, kójico o salicílico.
  3. · Exfoliación enzimática, es mas suave y se realiza por los propios ingredientes naturales que provienen de fermentos de la fruta, como piña, papaya, granada. Son la propias enzimas las que deshacen las uniones entre las células muertas y las desprende sin dañas las células vivas.

Nosotras durante tu tratamiento médico y pasado unos seis meses o un año dependiendo del estado de tu piel, recomendamos el enzimático.

El químico solo cuando hay un brote de ácne y siempre con prescripción médica y acudiendo a un centro especializado. Después de ese año podrás volver a utilizar este peeling, no tengas prisa y tu piel se irárecuperando.

TOLERANCE ENZYME PEEL de Natura Bissè nuestra exfoliación para pacientes oncológicos preferida: 

Esta microexfoliación, sin gránulos y no agresiva, estimula la renovación de la epidermis gracias al extracto enzimático de nopal y el extracto de papaya es perfecto para aplicar incluso en zonas delicadas del rostro como el contorno de ojos y labios.

Peeling enzimático de Natura Bissè

Este peeling de uso en casa lo tenemos en nuestro establecimiento o en nuestra tienda online . Te contamos paso a paso como tienes que utilizarlo :

PASO 1: Aplica el producto después de tu ritual de limpieza. Extiende una fina capa de gel exfoliante y masajea suavemente la cara , el cuello y escote.

PASO 2 : Déjalo actuar entre 3 y 5 minutos hasta que la textura se vuelva más ligera y se funda por completo en la piel. Masajéalo más sintiendo su textura suave y  como oleosa.

PASO 3 : Retíralo con cuidado con una toalla humedecida o esponja facial suave en agua tibia.

Te recomendamos que el día que exfolies tu piel aproveches para aplicar un aceite hidratante, serum, ampolla facial y una mascarilla hidratante, reconfortante y calmante… conseguirás un plus en tu piel! ¿El resultado? Un cutis mucho más luminoso, liso y de aspecto rejuvenecido.

Si necesitas más información sobre cómo exfoliar tu piel mientras estas en tratamiento puedes contactar con nosotras en WhatsApp 645767629, estaremos encantadas de asesorarte.

Si te ha parecido interesante este artículo te invitamos a que lo compartas y comentes tus dudas, resultados y experiencias, siempre nos inspiráis!!

Si te has quedado con más ganas de investigar te dejamos nuestro vídeo que es muy practico!!