Hoy hemos querido dedicar este artículo al cuidado de las uñas en un paciente oncológico porque muchas veces pierden importancia sus efectos secundarios en comparación del cabello y la piel, y es algo que entendemos porque son cambios más visibles y que afectan directamente con nuestra imagen. Sin embargo, las uñas hacen un papel fundamental en nuestro día a día y su deterioro nos afecta mucho en nuestro confort y bienestar, hasta el punto que los efectos secundarios tras los tratamientos oncológicos pueden resultar bastante molestos para nuestras uñas y nuestra rutina..

Queremos ofreceros consejos para el cuidado diario de vuestras uñas que contribuyan a su bienestar y a paliar los efectos secundarios que se vayan produciendo. Para ello también vamos a profundizar a lo largo de este artículo en los esmaltes y sus ingredientes, porque pueden ser perjudiciales y tóxicos.

Lo más habitual tras el tratamiento es que las uñas sufran los siguientes cambios estéticos:

  • Alteraciones en la velocidad y en la forma de crecimiento, la llamada onicodistrofia que es cualquier malformación de la uñas
  • Sufrir estrías verticales y horizontales , que son como si la uña tuviera unas arrugas que provocan un relieve y que la uña no este lisa sino rugosa y áspera.
  • Roturas que no son  traumáticas o provocadas por un golpe. A esta afección se le llama onicolisis y consiste en la separación de la uña del lecho ungueal. Dependiendo de la intensidad de esta reacción sera necesario tratamiento médico.
  • Puede sufrir la uña un reblandecimiento o engrosamiento, también cambio de color de las mismas.
  • En algunos caso pueden llegar a caerse.
  • Las uñas del paciente oncologico son más susceptible a la proliferación de hongos,  cándida (frecuente el panadizo o infección periungueal) y dermatofitos. 

 

efectos secundarios uñas

Como ya sabemos todos estos cambios estéticos en la uñas son provocados por el tratamiento médico que el paciente esta recibiendo y no por el mal cuidado de sus  uñas, por así decirlo no depende de unos mismo la causa es externa.

Lo que si depende de uno mismo, es adquirir nuevos hábitos de cuidado de uñas durante el tratamiento, porque no olvidemos que este cuidado va contribuir en el bienestar, en que el deterioro sea menor y va aportar confort a la uña y a la persona. Por ello te vamos a dar unos consejos muy fáciles y básicos para tus uñas:

  1. Ten cuidado al cortarte las uñas, hazlo siempre con tijeras y cuidadosamente. Si habitualmente las vas limando con mucho cuidado evitarás cortarlas y el impacto si utilizas la lima adecuada suele ser más suave. Para el limado tienes dos opciones : elige una lima de grano muy fino ( de 240/320 GRIT) y lo más fina posible o utiliza una lima uñas mineral que a la vez de limar sella la punta de la uña gracias a  sus cristales micro finos que rellena pequeñas estrías y ayudan a prevenir las uñas agrietadas. La forma de limar la uña es muy importante tiene que ser siempre desde la parte exterior de la uña hacia el centro en ambos lados, pero sin realizar movimientos de un lado a otro porque contribuyen a la rotura de la uña. La presión del limado también es importante debe de ser con firmeza pero sin hacer una presión muy fuerte.                                                                                                    como limar uñas paciente onlogico            
  2.  Mantén hidratada la tabla ungueal porque cuanto más hidratada este la uña mejor flexibilidad tendrá y no contribuiremos a su rotura por una sequedad extrema. Para ello puedes utilizar aceites específicos de uñas y  también la rosa de mosqueta si tienes en casa te puede ir muy bien. Aplica el aceite a diario dos veces al día. El uso de base hidratantes en formato esmalte como endurecedores son también muy adecuadas y complementarias al hidratación con aceite.
  3.  Si deseas pintarte las uñas podrás hacerlo pero escogiendo esmaltes hipoalergénicos, que no contengan ingredientes tóxicos como  toluol, formaldehídos o parabenos. En caso de notar irritación en la zona retíralos y consulta con tu dermatólogo. La retirada del esmalte debe hacerse también con quitaesmaltes hipoalergénicos, libres de acetona, que son productos más suaves.
  4. No realices manicuras convencionales porque no se debe de cortar la cutícula ni las típicas pieles que llamamos «padrastros» porque pueden provocar herida y lo que es peor una infección. Así que, si te molesta tú cutícula retirarla con cuidado con un palito de naranjo e hidratarla mucho antes. Existen aceites tratante para reblandecer la cutícula que permiten retirarla muy bien.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 retirar cuticula
  5. Evita el uso de uñas postizas durante el tratamiento ya que los mecanismos usados para unirlas al lecho ungueal (pegamentos u otras sustancias) pueden resultar irritantes y la técnica para ponerlas puede llegar a ser traumático al adaptar la uña postiza y perjudicarla. Las uñas de gel también pueden desproteger la uña y dejarla muy fina, porque al retirarlas hay que limarla severamente el producto y castiga mucho la uña.
  6. Puedes seguir realizando tus tareas domésticas y mantener tu rutina diaria , simplemente tendrás que incorporar hábito saludables  como ponerte  guantes de algodón como protección y cuando haya un contacto directo con agua los típico guantes de fregar.
  7.  Tras finalizar la quimioterapia las uñas pueden tardar muchos meses hasta recuperar su aspecto y fortaleza iniciales por lo que entonces, puedes ir manteniendo estos hábitos hasta recuperarlas con mucha paciencia.

Después de estos consejos queríamos dedicar un tiempo a los esmaltes y a los ingredientes tóxicos que llevan y debemos evitar por nuestra salud y la de nuestras uñas. Estar muy atentas y cuando adquiráis ese esmalte que tanto os gusta que no lleve: DBP, tolueno, alcanfor, formadelhído y resina de formadelhído, os voy hablar un poco de cada uno y para que los utilizan.

  • DBP o El ftalato de dibutilo , es un compuesto orgánico utilizado en la industria como plastificante y es usado porque mejora la durabilidad del esmaltado. La exposición prolongada a los DBP puede causar efectos inmediatos como náuseas, vómitos, dolores de cabeza y mareos. Sin embargo, también hay consecuencias a largo plazo a la exposición de este producto químico, tal como daño renal y hepático.
  • Tolueno, es un químico utilizado en los esmalte y para la fabricación de tintes y pinturas, además para la elaboración de disolventes de pinturas y explosivos. Permite que se disuelvan los ingredientes del esmalte y cuando se evapora consigue una textura lisa y brillante, siendo un acabado perfecto y bonito para el esmalte. Se sabe que este producto químico peligroso afecta a la función del sistema nervioso central. La exposición al tolueno puede causar dolores de cabeza, fatiga y mareos.
  • Alcanfor, es una sustancia natural que se obtiene del árbol Alcanforero.  En grandes cantidades es venenoso si es ingerido y puede causar ataques, confusión, irritabilidad e hiperactividad neuro muscular.
  • Formadelhído, este químico se usa por sus propiedades conservantes, es utilizado como endurecedor. La exposición a esta sustancia química puede causar sibilancias, tos e irritación de la garganta.La irritación en la piel y las erupciones se producen por la exposición a esta sustancia química.

Cuando vayas a maquillar tus uñas consulta a tu médico o personal sanitario que te atiende habitualmente si es necesario llevar colores suaves o brillos que permitan ver el fondo de las uñas, es un referente de tu cuerpo muy importante donde aquieren información de tu estado y de tu cuerpo.

Cada vez hay más marcas en el mercado que tienen en cuenta eliminar estos ingredientes de sus fórmulas para elaborar sus esmaltes, aunque no nos gusta hacer publicidad podéis investigar y ver esmaltes  5-Free o 5-Libre del estilo a Spa Ritual, que además de basarse en una belleza lenta y cuidar el medio ambiente, son esmaltes veganos que cuidan tu uña, la trata y no utilizan ingredientes tóxicos.

No olvides que el cuidado de tus uñas durante y después de tu tratamiento médico es fundamental para tu bienestar y que cuando nos vemos bien, nos cuidamos nos sentimos mejor.

Si te parece interesante este articulo comparte esto consejos y haznos comentarios, no te quedes con dudas! 🙂