testimonio mi madre

Da igual el problema que tengas, lo importante es la actitud con la que te enfrentas a el. Eso me lo ha enseñado mi madre.

De todas las lecciones que me a dado en la vida esta la tengo escrita a fuego en el alma. Cada día me enseña que superar una enfermedad como esta empieza por cosas tan sencillas como cuidarse, vestirse y sonreír al espejo.

Recibes lo que proyectas. Y mi madre proyecta una energía enorme.

José Ángel Sarria