Con este artículo queremos completar más la información sobre la intervención quirurgica en un cáncer de mama, cuando hay una mastectomía y extirpación de ganglios en la axila o vaciado total. Par ello, os mostramos los posibles tratamientos que podéis recibir tras la mastectomía.

Además de los ejercicios que os hemos comentado en otro artículo en nuestro blog, existen técnicas concretas para paliar y prevenir los efectos del linfedema, técnicas que no son invasivas y que ayudan a la persona a recuperar su calidad de vida lo máximo posible.

Como ya hemos hablado anteriormente , una de las complicaciones en la recuperación de la mastectomía es el linfedema o la inflamación del brazo. Es el aumento del volumen en el tejido subcutáneo y tejidos blandos del cuerpo.

Cuando aparece tras una mastectomía el edema es ocasionado por la alteración del tránsito linfático ya que  se ven afectados estos órganos por la extirpación total o parcial de una o más cadenas ganglionares.

Recordemos que los ganglios linfáticos son los encargados de transportar la linfa que es el líquido que circula por el sistema linfático el cual está distribuido por diversos puntos del cuerpo humano.

Para favorecer su funcionamiento además del ejercicio físico y unos hábitos saludables, que evite esfuerzos bruscos  y cargar peso con la extremidad en donde se haya producido la operación, hay tratamientos muy adecuados para el paciente oncológico.

TÉCNICAS O TRATAMIENTOS POSTERIORES A UNA MASTECTOMÍA

  • Drenaje linfático Manual es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la Fisioterapia y en las técnicas de masaje terapéutico que se dirige a la activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de liquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y optimizar su evacuación.

Se realizan con maniobras muy suaves y lentas que tienen como fin drenar o desplazar la linfa, que por cualquier causa patológica se encuentra estancada, a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

Además de drenajes linfáticos manuales existen técnicas de autodrenaje para complementar en tu hogar que te ayudaran a mejorar la circulación linfática y disminuir la inflamación.

  • Presoterapia, es una técnica de tratamiento mediante compresión externa, que se utiliza tanto para la patología linfática como venosa
  •  Kinesiotaping o Vendaje neuromuscular  realizado con cintas de algodón con un adhesivo acrílico que se utilizan con la intención de tratar lesiones de atletas y otros trastornos físicos.

 

Las diferencias con el vendaje normal son principalmente: no impide el movimiento para tratar de eliminar los dolores músculo-esqueléticos y, por lo tanto, consiguen una mejora muscular de manera biomecánica. Mejorar la contracción del músculo debilitado, ayuda a reducir la inflamación y mejora la circulación .

  • Cuidados de la cicatriz posterior a una mastectomía, cuando se inicie el proceso de cicatrización puedes ayudarte realizando un masaje transverso profundo con la ayuda de tus dedos índices, colocándolos a cada lado de la herida y realizando un movimiento en Z para movilizar la cicatriz y evitar adherencias, este masaje debe ser realizando sin cremas, con la piel limpia y seca.

También puedes acudir a un fisioterapeuta para hacerlo si la cicatriz esta muy adherida y que te enseñe bien con automasajearte esta zona. Puedes ayudarte para regenerar la cicatriz aplicando rosa de mosqueta una vez no tengas los puntos de sutura.

No olvides que tener la zona hidratada y flexible te ayudara a llevar mejor la radioterapia y la reconstrucción.

Hábitos en casa como tratamiento tras mastectomía

Los cuidados diarios y los hábitos que vayamos adquiriendo con nuestro cuerpo y nuestra nueva situación, son fundamentales para recuperarnos de una manera activa y conscientes.

Se centraran principalmente en los cuidados del brazo y la mano con riesgo de linfedema, y estos cuidados están basados en 2 principios: Por un lado, evitar el incremento de la producción de linfa, relacionado directamente con el flujo de sangre que llega a la extremidad. Y por otro lado, no aumentar el bloqueo de eliminación de la linfa.

Destacaremos los siguientes hábitos en casa  :

  • Extremar la higiene de la piel del brazo, empleando jabones neutros.
  • Secar minuciosamente la piel, sin olvidar pliegues y la zona entre los dedos.
  • Aplicarte crema hidratante tras el lavado.

  • Evita ropa apretada en el brazo y hombro afectado. También sujetadores anchos y acolchados para evitar comprimir la zona del hombro. En nuestro centro disponemos de la marca Amoena unos sujetadores muy del estilo de los de yoga, que además de ser muy cómodos, tienen las costuras planas y tirantes anchos para favorecer drenaje linfático y no comprimir la zona. Están diseñados para combinar un ligero efecto de masaje permitiendo movimiento.

  • Evitar en el brazo y mano afectada extracciones de sangre, vacunas, administración medicamento, tomar la tensión y tomar muestra en los dedos de esa mano si eres diabética. 
  • Utilizar siempre guantes para limpiar, para la utilización de cuchillos, tijeras y utensilios de jardineria. 
  • Extrema precaución con la plancha o al cocina, porque las quemaduras del brazo afectado se pueden infectar con más facilidad. 
  • Ante cualquier herida del hombro, brazo o mano lavarla bien con jabón y emplea un antiséptico. 
  • Manicura, debes evitar cortar uñas, mejor limar o tijeras pequeñas. No cortar cutícula  y evitar morderte las uñas y los padrastros. 
  • Evitar sol en el brazo sin protección solar alta, baños o agua muy caliente y saunas. 
  • En caso de linfodema no te pongas relojes, anillos y pulseras en dicho brazo. 

Ejercicio físico y cuidados en la rutina tras mastectomía

  • Empezar desde una manera gradual, tras la intervención quirúrgica hasta dos meses más o menos para respetar la cicatrización. Puedes ver nuestro artículo que recoge los ejercicios iniciales y también en el hospital o asociaciones solicitar la información.
  • No hacer ejercicios muy vigorosos y repetitivo con el brazo, adquiere conciencia de la zona y de los limites sin forzar, trabajando poco a poco la movilidad.
  • Puedes hacer deporte controlando el tiempo del ejercicio.
  • Evitar cargar peso con el brazo afectado, y recuerda… no cargar el bolso en el hombro afectado.

Esperamos que todos estos tratamientos para mastectomía te ayuden a prevenir y recuperarte con más facilidad, a mimar tu cuerpo nuevo y las zonas que han cambiado, a mimarte y sentirte mejor.

Si necesitas más información puedes contactar con nosotras y solicitar una cita de asesoramiento en el centro u online, es gratuita y fácil de agendar!! Podemos asesorarte también de todos nuestros productos para cuidarte tras la mastectomía y para la radioterapia te los mandamos a casa!!!

Y si te ha gustado nuestro articulo puedes profundizar más sobre el tema en este enlace que te habla de ante de la operación, compartir el contenido y subscribirte a nuestro canal de Youtube  .